Recap: ‘Las Chicas del Cable’ 1×03

las chicas del cable recap 1x03
The following two tabs change content below.
Chica amante de series y enamorada de internet. Fangirl de póster y un poco.

¿He dicho que me encanta esta serie? Si no lo he dicho, lo vuelvo a repetir: ¡ME ENCANTA ESTA SERIE! Está igualando mis expectativas solo con 3 episodios, y eso es buenísimo. Pero mejor me dejo de andar con rodeos y vamos a lo que nos toca.

El episodio comienza con Ángeles explicándole su encuentro con la tal Lidia a Francisco. Él cree que es una simple coincidencia de nombres y lo deja pasar. Cuando la rubia se va, Alba insiste en que no la ayude pero Francisco sigue pensando que lo que pasó en la estación era real y que sigue habiendo algo entre ellos.

En la mansión de los Cifuentes, la familia está desayunando cuando Carmen le pregunta a su hijo si sabe de alguna amante de su yerno, pero Carlos dice que Francisco solo está obsesionado con el trabajo. Elisa hace como que se toma la medicación (aunque no se las llega a tragar) y se retira para llamar a Carolina y pedirle que, si sabe de alguna amante de su marido, se lo comunique.

En el vestuario, Lidia le critica su actitud a Ángeles y cree que se comporta así porque no cree que su marido la engañe. La rubia intenta contar lo del error y Marga le acaba diciendo que fue ella quien vio a Mario. Ángeles sale corriendo y se encuentra con Carolina, a quien le cuenta sobre el error con Lidia. Además, le pide a Sara ausentarse y se va a casa, donde encuentra una camisa de su marido manchada de pintalabios.

De vuelta en la centralita, Marga y Carlota confían en la palabra de Lidia. Esta conversación se ve interrumpida por Sara, quien le pide ayuda a Carlota para preparar una fiesta de despedida a Ángeles. Además, la rubia le felicita por el gran discurso que dio en la reunión sufragista.

Cuando sube en el ascensor, Alba se encuentra con Carolina y esta le dice que sabe que oculta algo y que la policía se encargará de aclarar la situación. Por ello, Alba llama a Victoria para que le consiga algún documento que verifique su nueva identidad. Cuando acaba la llamada, se le acerca Carlos, quien insiste en cenar con ella, a lo que Alba se niega.

Después, Carlos va a ver a Miguel, quien le comunica que ha conseguido resolver matemáticamente su proyecto, por lo que el Cifuentes lo ayudará a presentar el proyecto ante su padre. Cuando sube al despacho, se da cuenta que falta dinero pero Francisco dice que se lo ha dado a Alba (que no sabe que es Lidia) porque le hacía falta. Le pide a su cuñado que no engañe a su hermana pero que, si le hace daño, ella lo superará.

Miguel va superilusionado a contarle lo del proyecto a Carlota y Alba se queda intrigada por ello. A Lidia la llaman de dirección, y es que ha aparecido la policía, es decir, el inspector Beltrán, por una denuncia. Cuando se quedan solos, él le enseña la foto del beso de la estación y le dice que si no le da más dinero, la sacará a la luz y Francisco perderá mucho. Salen del despacho con todo arreglado, lo que cabrea a Carolina que va a contárselo a Mario. Él no puede creer que Francisco deje pasar eso, por lo que la mujer piensa que ella es la amante y llama a Elisa. La Cifuentes le pide pruebas de ello.

En la centralita, Carlota y Marga hablan de Lidia, cuando Ricardo aparece para comunicarle a la primera, cuando están solos, que no puede permitir que una señorita de alta cuna trabaje allí y la despide. Sara se encuentra con ella y le dice que puede mantener su puesto si espía para los Cifuentes. Mientras tanto, Marga está hablando con Pablo, cuando llaman para avisar de un incendio y ella es la que contacta con la policía, todo escuchado por el administrativo.

Fuera de la compañía, Francisco vuelve a intentar hablar con Alba, pero esta no se deja y va a ver a Victoria, quien le entrega su nueva documentación. Además le dice que debe dejar de lado sus sentimentalismos para no hacerse daño. Mientras tanto, Miguel celebra con Carlota el proyecto, mientras ella duda de si aceptar o no la oferta de Sara, aunque le vale la pena para ser libre de su padre. Así que Sara se lo comunica a Francisco y este hablará con Ricardo para readmitir a Carlota.

A la noche, las chicas están cenando en la pensión cuando llega Carolina, que será la nueva inquilina, cosa que deja a todas de piedra. Mientras, en la mansión, Elisa va a ver a su marido, quien se encuentra junto a antiguas posesiones suyas, cosa que llama la atención de la mujer.

Al día siguiente, Carolina ve como Francisco llama a Alba a su despacho y ella sigue insistiendo en que no hay nada. Son interrumpidos por Carolina y la reunión, donde Carlos y Miguel presentan el proyecto por el que las conexiones en la compañía serán instantáneas, sin operadoras, pero Ricardo quiere más abonados. Francisco se calla y no dice nada, cosa que molesta a Carlos. A solas, Francisco le dice a su jefe que cree que era buena idea y que no puede despedir a Carlota, a no ser que quiera que se enteren de lo que se traen entre manos.

En el vestuario, Carlota cuenta lo de Carolina y Ángeles se acaba enterado de que es ella con la que se acuesta su marido. Por ello va a verla y le dice que sabe de la infidelidad (no que sea ella) pero que no lo ha dicho porque está embarazada. Carolina va con el cuento a Mario, quien dice que va a dejar a su mujer pero esta no se lo cree.

Por otro lado, unos periodistas aparecen preguntando por la telefonista que hizo las llamadas por el incendio. Como Marga no quiere decir nada, Carlota afirma ser ella. Cuando Pablo la escucha, sabe que no es ella. Así que llama a la operadora 57 para decírselo. Cuando vuelve Carlota, le pregunta si irá a la fiesta de Ángeles, pero Marga dice que tiene trabajo y así no verá a Pablo.

Por su parte, Ángeles le pide perdón a Lidia por no creerla. Esta va al taller de Miguel para robarle los planos, pero aparecen él y Carlos. El primero dice que dejará el proyecto porque le quitaría el puesto a Carlota pero el Cifuentes le anima a que construya el prototipo, porque su padre lo amará cuando lo vea. De esto no se debe enterar nadie.

Al terminar el trabajo, Ángeles va a hablar con Sara y esta la conduce a su fiesta, con la que queda sorprendida. Cuando se acerca su marido, sin embargo, pone mala cara. En la fiesta se presentan Miguel y Sara y Carlota parece notar algo entre ellos. Durante esta, Pablo llama a la operadora porque no la ha visto en la fiesta y le pide que se vean un día.

Sara da un discurso sobre Ángeles y esta dice que no se quiere ir y acepta el ascenso. Mario la saca de allí pidiendo explicaciones y Ángeles le suelta que sabe todo lo del engaño y de Carolina. Él dice que será un mejor marido por sus hijos, con lo que la mujer descubre que sigue viéndose con Carolina y se va de allí.

Mientras tanto, Carlota habla con Sara de que ha notado la atracción entre su chico y ella y dice que no será un impedimento. Sin embargo, a Sara no le interesa Miguel y ambas se acaban besando (ya era hora, la tensión está ahí desde la primera escena juntas).

Cuando sale de la compañía, Francisco hace que Alba se suba al coche y esta le vuelve a insistir en que no quiere nada y que él está enamorado de su recuerdo. Cuando vuelve a casa, se encuentra a Elisa mirando en sus cosas y ve el nombre de Alba, por lo que lo amenaza preguntando quién es ella.

Así acaba un capítulo que me ha fascinado. Esto mejora por momentos y no puede gustarme más. Voy a seguir con la serie y vuelvo pronto.

Sobre Claudia's Word 17 artículos
Chica amante de series y enamorada de internet. Fangirl de póster y un poco.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*