Finaliza la cuarta y última temporada de la serie Ozarq

La serie Ozarq se empezó a transmitir el 21 de julio de 2017. Desde entonces, se ha convertido en uno de los puntales de Netflix. Sus niveles de audiencia han sido muy competitivos, por lo que algunas personas consideran que se debió hacer una quinta temporada. ¿Se podía alargar la historia? ¿O acaso el fin de la serie fue la mejor decisión por parte de sus productores y guionistas?

Par recordar un poco: la serie trata sobre la vida de un asesor financiero llamado Marty Byrde (interpretado Jason Bateman). Este personaje es reclutado por un poderoso cartel de la droga mexicano. ¿Cuál es su misión dentro de esa organización criminal? Le corresponde lavar el dinero esta asociación de traficantes. La paga es sustanciosa y debe abandonar su trabajo estable en la ciudad de Chicago. ¿Hacia dónde debe desplazarse? Pues, el cartel le consigue una casa en los lagos de “Ozarq”, siendo esta toponimia la que sirve de nombre a la serie.

Una serie que captó a públicos de todas las edades

El protagonista es el personaje Marty Byrde. No obstante, toda su familia termina empantanada con el mundo del narcotráfico.  Es así como la esposa de este personaje, llamada Wendy (interpretada por Laura Linney), y sus dos hijos — de nombre Jonah (Skylar Gartner) y Charlotte (Sofía Hublitz) — terminan siendo el ejemplo de lo que era familia cuyos valores se trastocan de manera radical y sin remedio.

La serie sorprendió por la evolución de sus personajes. Por ejemplo, el jovencito Jonah (hijo del protagonista) empezó siendo un niño tímido y terminó siendo alguien capaz de matar. Un personaje interesante es el jefe de la mafia:  Camino del Río (interpretado por Esai Morales), quien es un hombre refinado y cruel.  Así se muestra una sociedad corrupta en todas sus facetas, donde los personajes más inesperados tienen las manos manchadas en lo ilegal.

Los críticos señalan que serie empezaba a flaquear       

El argumento inicial empezaba a desgastarse: Marty Byrde parecía no evolucionar y sus rodeos eran cada vez más predecibles. En gran jefe del cartel, Camino del Río, fue preso por las autoridades y entonces la historia mostró falencias. En primera instancia, un sobrino del jefe del cartel se hizo con el poder; pero no tenía autoridad. Entonces, aparece una hermana de Camino del Río (Camila) de una manera muy predecible, matando a todos los enemigos, y convirtiéndose en un clon femenino del hermano.

La serie ha cerrado en un buen momento: era como un dique con resquebrajaduras, parecía que la final iba a romperse. Por eso, antes de alargar una quinta temporada (donde las fisuras del guion y los personajes estancados colapsarían) fue mejor despedirla con una buena impresión. Es así como la familia Byrde trata de escapar del mundo del cartel mediante una jugada estratégica. No obstante, quedan las dudas sobre el proceder del FBI. ¿Acaso, en un futuro, atraparán a los Bryde?  El público siente que esta familia merece la redención, pero la sombra del FBI pende sobre ellos.