La serie Obi-Wan Kenobi nos ofrece un excelente duelo en su último episodio

El streaming de Disney nos ha ofrecido una serie sobre Obi-Wan Kenobi, la cual cuenta con un total de seis episodios. Los acólitos de Stars Wars ha presenciado un par de combates entre el jedi y Darth Vader. El primer encontronazo sucedió en el tercer episodio, aunque fue un tanto a trompicones, sin mostrar la habilidad en el uso de las espadas. No obstante, el duelo de espadas láser entre ambos en el último capítulo ha causado deleite.

Tanto Ewan McGregor (encarnando de Obi-Wan Kenobi) como Hayden Christensen (de nuevo como Darth Vader) han demostrado que mantienen la agilidad para filmar este tipo de escenas. En el episodio III de Stars Wars (la “Venganza de los Sith”, del año 2005) este par de personajes llevaron a cabo un estresante combate. ¿El resultado? Pues, Anakin Skywalker es abatido por su maestro. Además, cae sobre un río de lava y su cuerpo queda totalmente maltrecho.

La reconstrucción del cuerpo de Anakin Skywalker: surge Darth Vader

Al final de “La Venganza de los Sith” se muestra como Anakin es rescatado del infierno de lava por el emperador Palpatine. Entonces, es llevado a una unidad médica donde unos droides lo reconstruyen. Su cuerpo humano desaparece casi por completo, dando lugar a una nueva entidad. Una coraza negra, un casco que oculta su rostro, un mecanismo ruidoso y jadeante de respiración artificial. ¡Es así como nace Darth Vader!

Luego de 17 años, los actores Ewan McGregor y Hayden Christensen interpretan de nuevo una contienda entre ambos personajes. Esta vez, la escena ha tenido un cénit: cuando Obi-Wan Kenobi rebana con su sable de luz parte del casco de Darth Vader. Entonces, queda a la vista parte del rostro del sith que en otros tiempos fue su aprendiz. Se muestran los ojos del joven que, hace años, no fue el monstruo y villano que ahora infunde terror. El intercambio de miradas entre Darth Vader y Obi-Wan resulta bastante emocionante.

Un duelo bien filmado y con trabajo del personaje

La escena tiene muy buenas cualidades estéticas. Además, el movimiento de los sables de bastante impresionante. Por otra parte, se muestran la evolución del personaje de Obi-Wan kenobi: finalmente acepta que su alumno ha muerto, que ha estado luchando contra algo diferente. Esa cosa bajo el casco ya no es Anakin Skywalker, sino una entidad del lado oscuro, un verdadero sith, su nombre es Darth Vader.

El duelo no sólo destaca por la emoción del combate. También, por el contenido emocional en la parte final. Se deja en claro cómo evoluciona Obi-Wan hasta convertirse en el personaje que veremos en el episodio IV: “Una nueva esperanza”. Un buen cierre para esta serie, que además trabaja a uno de los personajes predilectos del universo de Stars Wars.

La serie sobre Obi-Wan Kenobi basa su éxito en que no es una historia sí misma. En realidad, es una transición que prepara todo lo que ocurrirá en el episodio IV. En tal sentido, sus realizadores han sabido muy bien el material y misión que tenían entre sus manos.