Tres años del estreno de “Marianne” en Netflix: una excelente serie acerca de brujas y terror

La serie fue dirigida y escrita por Bodin y Quoc Dang Tran. Se estrenó en septiembre de 2019 en Netflix, pero solo tuvo ocho episodios en una única temporada. Lastimosamente, no fue renovada y de algún modo la llegada de la pandemia influyó en la cancelación. No obstante, muchos la rememoran como una interesante historia de terror. Y hay que decir que las buenas narrativas de miedo son escasas. De hecho, la mayoría se desvía hacia el gore o thriller ante la imposibilidad de desencadenar el verdadero pavor.

En su momento, la serie llegó a ganar la calificación de 100% en Rotten Tomatoes. Curiosamente, su única debilidad es que el primer episodio (el piloto) es tan bueno, que los otros siete episodios parecen quedar un poco por debajo del nivel esperado. No obstante, esto se compensa gracias a que los 8 capítulos duran entre todos apenas 6 horas. Por ende, la tensión y expectativa del primer capítulo no se desploman.

¿De qué trata la serie Marianne?

La historia se desarrolla en ciudad francesa (ficticia) llamada Elden. Su protagonista es una escritora de betsellers de nombre Emma Larismon, quien escribe libros sobre el terror que causa una bruja. El asunto es que la bruja es real y ella ha tenido que luchas desde su infancia contra ella. En sus sueños, aparece esa bruja la cual termina siendo cierta, misma que está muy relacionada con eventos de su pasado.

La historia no solo trata sobre la escritora y la bruja, sino acerca del poblado ficticio de Elden. Se van mostrando las miserias de este lugar, alavés que el personaje central es interpretado de una manera interesante. La actriz Victoire Du Bois la convierte en protagonista, pero también en alguien que despierta cierta antipatía. Una peculiar estrategia, ya que el público no “sigue a un personaje que ama”; sino que despierta sentimientos encontrados.

Stephen King recomendó esta serie

¡Qué mejor recomendación! Este autor de relatos de terror ha dicho que se trata de una serie muy bien lograda. A decir verdad, hay quienes la consideran mucho mejor que las más recientes películas de terror. No es casual que haya tenido tan buenas calificaciones por la crítica. También, que se haya convertido en una referencia de este género narrativo.

En buena medida, es una serie que explora los temores de la infancia. La bruja aparece en los sueños de la escritora, desde que ésta última era una niña. La gran sorpresa es que el demonio termina manifestándose en el mundo real. Además, buena parte de las cosas escritas por ella son en realidad inspiraciones de esta malvada bruja que se alimenta de la energía de los lectores.

Por lo tanto, la protagonista se ha convertido en un vehículo para darle poder a ese extraño ser que la atormenta. Todo esto es el caldo de cultivo perfecto para una serie que no tuvo una segunda temporada. Tal vez, sea mejor que se haya producido la única temporada de Marianne: dicen que segundas partes nunca fueron buenas.