Así refleja ‘Villaviciosa de al lado’ a la España acual

review Villaviciosa de al lado
The following two tabs change content below.
Tengo 24 años, me apasiona la lectura, el cine y las series y soy graduado en relaciones laborales y recursos humanos por la universidad de Cádiz.

Villaviciosa de al lado es una película española que siguiendo la estela de la famosa ‘8 apellidos vascos’, ha buscado retratar los tópicos que tan arraigados están en la cultura de nuestro país en forma de humor.
Es la última de las películas de comedia española que ha estado en los cines y a pesar de su inocente apariencia, contiene una gran crítica no solo a la política española sino también a la religión o la forma de vida de los andaluces. El film es en definitiva una sátira fina y clara que mediante el formato humorístico, narra los acontecimientos que se produjeron en un pequeño pueblo cuando tocó la lotería en el club de alterne. El film ha conseguido llegar a los espectadores y tener una buena acogida.

Representación de ‘Podemos’ mediante la coleta y el color morado en la película.
Durante toda la película no solo se usa la coleta y la vestimenta particular para representar al líder de Podemos, sino que además se usa el propio color morado para hacer mayor énfasis sobre quién es el personaje al que el actor Carlos Santos está representando. El uso de colores para la representación de personajes, ideas y partidos políticos en la película es muy elevado a la par que evidente. Algunas muestras de este uso del color morado las dejo a continuación:

Carlos Santos interpretando a Ricardo.

 

Carlos Santos, Arturo Valls y Leo Harlem interpretando a: Ricardo, César y el Alcalde.
Carlos Santos y Carmen Ruíz interpretando a: Ricardo y su mujer Milagros.
 
Representación de las ideas comunistas de Podemos y Pablo Iglesias.
Esta asociación que en la película se hace entre quien representaría a Pablo Iglesias y el comunismo se ve reflejada en varias frases a lo largo de la misma. No obstante, el director decidió evidenciar aún más las ideas comunistas del propio personaje mostrándonos cómo en el salón de su casa tiene una hoz y un martillo en la misma posición en la que se sitúan dichos instrumentos en la bandera comunista. Además, en esta escena el protagonista sufre un pequeño problema con la comida justo en el momento en el que la reportera del telediario anuncia que también personas ‘de izquierdas’ han asistido al club nocturno del pueblo.
 
Resultado de imagen de simbolo comunista
Representación del puño cerrado y alzado característico de líderes comunistas.
 
Representación de los partidos políticos ‘Ciudadanos’, ‘PP’ y ‘PSOE’ en la película.
Esta representación se hace mediante el uso del color naranja y la relación paterno-filial que existe entre el alcalde (Leo Harlem) y su hijo Carlos (Jon Plazaola). El alcalde vestirá de azuldurante toda la película (a excepción de algunas escenas finales en las que ya intentando conseguir la abstención del PSOE, mezcla en su atuendo colores azules y rojos (Corbata o Jersey) mientras que su hijo, en muchas escenas aparecerá vestido de naranja, rojo o incluso de azul representando así la tendencia cambiante que ha tenido ‘Ciudadanos’ durante las últimas elecciones políticas llevadas a cabo en España a pactar y entablar conversaciones no solo con el PP sino también con el PSOE.
Leo Harlem interpretando al alcalde.
Leo Harlem interpretando al alcalde.
Leo Harlem y Jon Plazaola (Ciudadanos) interpretando a: El Alcalde (PP) y Carlos (Ciudadanos)
Jon Plazaola interpretando a Carlos en esta ocasión con camisa azul (PP)
 
Jon Plazaola (Ciudadanos) en esta ocasión vestido de rojo (PSOE).
Jon Plazaola (Ciudadanos) en esta ocasión vestido de rojo (PSOE).
Pero no solo se nos mostrará el color naranja para que identifiquemos como el partido político ‘Ciudadanos’ en la figura del hijo del alcalde en la película, sino que además, con toda la intención del mundo, se nos muestra como Carlos, (‘Ciudadanos’), queda enamorado de la joven actriz Macarena García (Sole) quien en la película hace su entrada triunfal en el cine del pueblo vestida de rojo y azul, colores tradicionales de PSOE y PP.
Macarena García interpretando a Sol con los colores Rojo y Azul de PSOE y PP.
 
Macarena García vestida de colores rojo y azul (PSOE y PP) interpretando a la joven Sole enamorada de Carlos (Ciudadanos). 
 
Jon Plazaola y Macarena García interpretando a: Carlos (Ciudadanos) y Sole (PP y PSOE).
Además, en este momento íntimo en el cine del pueblo en el que uno y otro quedan enamorados, se nos mostrará en la película como es Carlos (Ciudadanos) quien ‘ENSEÑA’ la ‘LUZ’ del proyector a Sole. Toda una metáfora de que es ‘Ciudadanos’ quien ha tenido que enseñar la luz y el camino de la ‘unión’ a los partidos políticos tradicionales de España. Finalmente, la unión de Ciudadanos, PSOE y PP, dará a luz a la nueva España (¿Feliz?) la cuál está representada en el hijo que tendrán Carlos y Sole. Esta unión entre partidos se transmitirá al espectador invirtiendo el orden de los colores que vestían ambos protagonistas durante toda la película, personificando ahora Sole a Ciudadanos y Carlos a PP y PSOE.
Jon Plazaola y Macarena García interpretando a Carlos y Sole.
La sustentación de la Iglesia por parte de los partidos políticos.
Durante toda la película se lanza una feroz crítica contra la iglesia a la cual enmarcan en el mismo plano de corrupción, avaricia y lujuria que al resto de protagonistas masculinos ya que el cura también participa en el robo del dinero y en el disfrute del club de alterne del pueblo.
No obstante, muy brillantemente el director nos muestra como a pesar de los innumerables debates acerca de la aconfesionalidad religiosa del estado español, al final incluso los partidos más determinados a acabar con la religión, acaban soportándola siempre y cuando esto les pueda suponer unos beneficios económicos sustanciosos como ocurre en la película.
Algunos de los ejemplos que se usan en la película para demostrar que todos tratan de beneficiarse económicamente de la iglesia son:
1.Todos intentan que sea el párroco quien acuda a cobrar el dinero al club de alterne ya que él por su condición religiosa no despertaría dudas
2.Todos se encuentran con el párroco en el confesionario para escuchar aquellos pecados que la propietaria del club de alterne pretendía redimir con la bendición del cura.
3. El alcalde llega a insinuar en un momento al párroco que al ser de color negro y contar con un buen miembro viril, quizás pudiera hacer algo con alguna de las chicas del club a cambio de que le dieran el dinero de todos
4. Todos planean fingir ser costaleros para poder robar el dinero del club de alterne en los momentos de confusión que se originan en todas las procesiones de semana santa.

 

Todos los protagonistas sin distinción de su orientación sexual o ideas políticas salen como costaleros de la procesión de su pueblo.
Guiño de la película a ‘Techo y Comida’
El guiño se produce durante la estancia de Carlos, César, Anselmo y el resto de sus compañeros en la cárcel tras haber sido descubiertos por la guardia civil durante el robo de dinero al club de alterne. Anselmo tras discutir con varios de sus compañeros de celda, acaba sentenciando que al menos en la cárcel a pesar de no tener a sus familiares o algunos lujos que si tenían en sus casas, tienen ‘Techo y comida’

“Pues para lo que nos espera fuera mejor que nos condenen, aquí por lo menos tenemos ‘Techo y Comida'”. Alcalde. La frase la dice entre el minuto 56 y 57 de la película.

La representación del tópico andaluz de españoles flojos, fiesteros y holgazanes.
A los andaluces se les representa o bien de cháchara en las fiestas del pueblo bebiendo vino o bien sentados en el banco central del pueblo viendo la vida pasar y haciendo crónicas satíricas y humorísticas de todo aquello que les rodea y les sucede al resto de sus vecinos, cómo si los problemas del resto no fueran los suyos propios. Despreocupados y alegres viviendo la vida sin dar un palo al agua.
 
La representación del ‘tortazo’ electoral de Podemos en la película.
El film no solo refleja los distintos acercamientos entre ‘Ciudadanos’ y los viejos partidos políticos, sino que también con un marcado énfasis nos muestra como un ‘Pablo Iglesias’ creyéndose que saldría victorioso tras las movilizaciones surgidas a partir del 15-M, se lanza al vacío electoral no obteniendo otra cosa que el duro choque con la realidad, consiguiendo unos porcentajes de votos que si bien son muy elevados para ser un partido emergente, no dejan de estar muy lejos de aquellos resultados que muchas encuestas favorables a la formación morada vaticinaban.
 
Carlos Santos interpretando a Pablo Iglesias
Carlos Santos interpretando a Pablo Iglesias
Carlos Santos interpretando a Pablo Iglesias
Esta metáfora del fracaso electoral que sufrió el partido político ‘Podemos’ se puede apreciar muy claramente en esta segunda imagen en donde se ve como los tractores naranja, rojo y azul siguen sus respectivos caminos tras el montón de dinero que persiguen mientras que ‘Podemos’ se da de bruces con la dura realidad.
La película al final la idea que pretende transmitir es la de que el partido morado a la hora de la verdad, es igual que el resto de los partidos y no dudaría en correr o incluso robar para conseguir lucrarse al igual que harían y hacen el resto de partidos a los que tanto ha criticado por falta de honestidad en la película. A fin de cuentas, todos somos perros, aunque con distinto collar.
La representación de la ‘España’ que queda.
Por último, el director nos muestra en uno de los planos finales de la película cómo es la España que tras todo el batiburrillo de elecciones políticas ha quedado establecida. Este plano muestra como el alcalde (PP) ahora lo sigue siendo pero con una diferencia esencial con respecto al principio de la película, ahora tiene el jersey rojo (PSOE) enganchado a su espalda a modo de ‘peso’ o ‘lastre’ que le impide hacer lo que tan libremente hacía cuando no dependía de su abstención para gobernar. Por otra parte, la iglesia sigue existiendo y aunque ‘Podemos’ se ha llevado un buen revés electoral, apareciendo en el plano se nos indica que ha conseguido establecerse en el congreso de los diputados, en la política española. Además, el hecho de que PP y PSOE aparezcan en el centro de la escena no es casual, pues representan a los partidos de centro mientras que ‘Podemos’ está situado en su izquierda y la representación de la iglesia a su derecha.

Sobre Chidarta 15 artículos
Tengo 24 años, me apasiona la lectura, el cine y las series y soy graduado en relaciones laborales y recursos humanos por la universidad de Cádiz.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*