Recap: ‘The Handmaid’s Tale’ 1×06

The Handmaids Tale 1x06
The following two tabs change content below.
Chica amante de series y enamorada de internet. Fangirl de póster y un poco.

Cada día esta serie es capaz de sorprenderme de unas maneras que son imposibles de imaginar. Impecablemente perfecta. Un diez a Hulu por esta serie, porque es de lo mejor que me he encontrado este año y es una pasada. Pero, vamos con este capítulo 6, porque lo llevaba esperando un tiempo.

Y es que, en este capítulo, la parte del pasado no ha estado centrada en June, sino en Serena Joy y su marido. Pero, particularmente en la primera. Hemos visto cómo eran un matrimonio relativamente feliz. Se querían. Pero la República de Gilead los separó. La que era una autora de éxito, una mujer con cabeza y que se había creado un nombre por sí misma, tuvo que ver como este nuevo sistema la dejaba fuera, a pesar de que lo hubiera apoyado activamente desde sus primeros inicios. Me ha dado pena verla así. Sabía que en algún momento vería el pasado de Serena Joy y pensaría así por ella, pero es que ha sido inevitable.

Por otro lado, quiero destacar muy brevemente la escena de Offred en el despacho con el comandante, en el que le pide que la bese y luego ella sale corriendo a lavarse los dientes tan fuerte que se acaba haciendo sangre. Sí que le tiene asco al hombre. Por cierto, ¿os habéis fijado en que no tiene espejo? Me ha parecido curioso.

Pero lo más importante de este episodio ha sido la visita de la embajadora de México en Gilead. Al principio, Offred asume su posición en el sistema y asegura que ella es feliz con él y que está donde está por voluntad propia.

Sin embargo, durante la cena de gala, nos enteramos de lo que verdaderamente está pasando aquí: México quiere comerciar con las criadas. Y esto fue la gota que colmó el vaso para June, lo que le hace que le cuente toda la verdad a la embajadora, pero esta sigue en sus trece porque piensa que es lo mejor para los tuyos.

Y, obviamente, aquí me tengo que parar en dos puntos. Primero en lo que pasa antes de la gala, cuando Serena Joy hace que la tía Lydia no presente a las criadas que están mutiladas ante las autoridades, lo que deja ver como TODO, aunque nos encontremos en un mundo distópico, todo es imagen. Y esta es la muestra visible. Tengo que compararlo con Big Little Lies (que empecé a ver este fin de semana) y como me da hasta cierto asco que esto sea así, pero lo es. Y aquí también.

El otro punto es, por supuesto, la brillante interpretación de Elisabeth Moss en la escena de la confesión de Offred. Me ha puento los pelos de punta y no podía quitar mis ojos de ella en toda la maldita escena. Simplemente espectacular y vuelvo a pedir que la nominen este año a Mejor actriz dramática en los Emmy, porque se lo merece demasiado.

Por último, tengo que hablar del plot twist del capítulo: ¡el marido de June está vivo! Os juro que no me lo veía venir para nada. Vale, es ironía porque sí me lo veía venir. Aun así, tengo curiosidad por saber cómo lo van a llevar.

Acabo diciendo que yo sigo sin fiarme de Nick y que necesito saber más sobre él.

Sobre Claudia's Word 17 artículos
Chica amante de series y enamorada de internet. Fangirl de póster y un poco.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*