Recap: ‘Las Chicas del Cable’ 1×01

las chicas del cable 1x01 review
The following two tabs change content below.
Chica amante de series y enamorada de internet. Fangirl de póster y un poco.

Simplemente, guau. Llegaba a Las Chicas del Cable con muchísimas y con el hype muy arriba. Y no me han decepcionada absolutamente nada. Visualmente es impecable y este planteamiento de la trama y de los personajes es perfecto. Así que, démosle al play y empecemos con el resumen del primer capítulo de la primera serie española de Netflix.

El episodio comienza con Alba (Blanca Suarez) y su amiga Gimena (Alba Ribas) robando en una fiesta. Lo que pasa es que las cosas se tuercen cuando un hombre (no dicen su nombre ¿verdad?) amenaza a la rubia con matarla si no se va con él. Parece que ella acepta cuando Alba salta encima de él con tan mala suerte que acaban muriendo Gimena y el hombre. La policía la encuentra en la escena del crimen y creen que ella ha tenido algo que ver. El inspector Beltrán (Carlos Kaniowsky) le propone que robe para él y se librará de la cárcel.

Así que Alba se presenta para las pruebas de telefonista suplantando a Lidia Aguilar (Raquel Sierra). Mientras todas las chicas ven el edificio, Alba se cuela hasta el último piso, los despachos de dirección, pero es pillada por Carolina quien le pide que vaya con las telefonistas. Así que se presenta en la planta 6 pero tanto ella como Marga (Nadia de Santiago) y Carlota (Ana Fernández) no consiguen entrar. Sin embargo, Alba llama a la puerta y le pide comprensión a la encargada Sara (Ana Polvorosa) y Ángeles (Maggie Civantos) dice que ha sido su culpa. Al final consiguen pasar y llevan a cabo las pruebas en presencia Carlos (Martiño Rivas).

Marga y Carlota son seleccionadas, pero no así Alba, por lo que se presenta en el despacho de Carlos y consigue convencerlo de que le dé el puesto. Carolina (Iria Del Río), sin embargo, le deja claro que la estará vigilando.

En la centralita, Ángeles les enseña cómo funciona todo, cuando el director de la compañía, Francisco (Yon González), se presenta a cada una de ellas. Reconoce a Alba y vemos como, de adolescentes, se fueron juntos a Madrid pero se separaron porque detuvieron a la chica. Sin embargo, ella niega que lo conozca. Alba llama a Beltrán y le pide más tiempo, pero el hombre no acepta y le pide el dinero de la caja fuerte para el día siguiente.

Mientras tanto, Marga le pide direcciones a Carlota sobre su posada y conocemos al “novio” de la rubia, Miguel (Borja Luna). Más tarde, Carlota invita a Ángeles, Marga y Lidia a un vermut, lo que aprovecha Alba para enterarse de que esa noche se da una fiesta y que la compañía tendrá vigilancia en la central. La tarde se ve interrumpida por el coronel Emilio Rodríguez (Joan Crosas), el padre de Carlota, que la saca de allí porque está enfadado de que quiera trabajar. Además, Marga llama a su abuela (María Garralón) diciéndole que quiere volver al pueblo pero esta no le deja y le dice que siga sus sueños.

Por su parte, Alba va a ver a una amiga suya, Victoria (Kiti Mánver) para decirle que no cree que pueda conseguir el dinero pero es la única alternativa para seguir viva.

Marga llega a la posada y sigue indecisa de quedarse, mientras Carlota consigue escapar de su casa e ir a la fiesta. Ángeles llega a casa y celebra que su marido Mario (Sergio Mur) haya conseguido trabajo en la compañía. Sin embargo, él quiere que deje su trabajo y, como ella no quiere, él se enfada y se va (ya tenemos marido machista al canto).

En la fiesta, la familia Cifuentes llega a la fiesta, matriarca Carmen (Concha Velasco) a la cabeza. Carlos se encuentra con Lidia y le presenta a su cuñado, Francisco y a su hermana Elisa (Ángela Cremonte). El patriarca (Simón Andreu) presenta a Francisco para que de un discurso, quien anuncia que al día siguiente se realizará la primera llamada intercontinental entre Alfonso XIII (Miguel Lago) y el presidente de EEUU. Alba, mientras tanto, se escapa de la fiesta y consigue entrar a la compañía con la excusa de que se ha dejado el bolso y, a pesar de haberle robado las llaves, casi le pilla seguridad y no puede llevar a cabo su misión.

De vuelta a la celebración, Carlota disfruta bailando charleston con Miguel, mientras que Marga se vuelve a casa (no sin antes ver a Mario tirándose a Carolina en algún sitio que prefiero no recordar) y casi le roban el bolso, de no ser por Pablo (Nico Romero). Aun así, se asusta y sale huyendo. Por su parte, Carlota vuelve a casa con Miguel, quien le propone casarse con él para no depender de su padre y, cuando se separan, el coronel le tira una maleta con sus cosas por la ventana.

Así que va a refugiarse con Marga, quien le dice que se va a ir al pueblo, pero Carlota la convence de que no lo haga y disfrute un poco la vida. Además, Alba lamenta que, si no consigue el dinero durante la llamada, la matarán.

Al día siguiente, Ángeles intenta hablar con su marido pero Mario le dice que él sufre porque quiere darle todo y ella solo quiere trabajar (¿pero este tío es tonto?). Por su parte, Carlos y Francisco se preparan para ese día tan importante y el hijo del dueño cuenta que ha elegido a Lidia para hacer la llamada, aunque el director piensa que lo hace para conquistarla. Sara anuncia la decisión, pero Lidia cree que sería mejor Ángeles, aunque no se puede cambiar lo hecho.

Así que se lleva a cabo, pero Lidia cree que ha perdido señal, cuando Ángeles sale al rescate y todo se lleva a cabo bien. Alba aprovecha este momento para subir a los despachos de dirección y, cuando ya tiene el dinero en la mano, Francisco aparece diciendo que sabe que es Alba y que no la ha podido olvidar en esos 10 años.

Así que ya tenemos a los personajes preparados y listos para dar una de las mejores españolas de la historia. Espero de verdad que no me decepcionen.

Sobre Claudia's Word 17 artículos
Chica amante de series y enamorada de internet. Fangirl de póster y un poco.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*