‘Twin Peaks: The Return’ (IV), tan impagable como siempre

twin peaks especial opiniones
The following two tabs change content below.
Graduada en periodismo y con nombre a cargo de Twin Peaks, mi pasión por las series empezó con Lost y HIMYM. De ahí me trasladé a Dunder Mifflin donde pasé los mejores momentos, aunque por las noches debo confesar que sacaba mi oscuro pasajero de la mano de Dexter. Y ahora, me hospedo en el Bates Motel en busca de un nuevo destino apasionante.

Capítulo número cuatro de la nueva temporada de Twin Peaks que por ahora parece estar conquistando a todos los espectadores, o al menos a la gran mayoría, que caen rendidos a sus pies semana tras semana.

El agente Cooper sigue en el casino ganando sin parar a las tragaperras lo que deja estupefactos a los jefes del casino. Un hombre reconoce en Dale a su segundo doble, pero el agente Cooper aún sigue desorientado y sólo repite lo que le dicen. Los encargados le dan el dinero que ha ganado y lo llevan en limusina al domicilio de su segundo doble ya que es el único nombre que Cooper repite. Delante de la casa se queda parado mientras el chofer espera a que él entre. De la casa sale la que es la mujer del doble, que está desesperada porque su marido lleva tres días fuera, pero cuando descubre todo el dinero que lleva encima todo cambia. Mientras tanto, Dale sólo repite palabras y no reacciona a nada de lo que está pasando.

Gordon, el agente del FBI interpretado por David Lynch, se reúne con la jefa de personal para informarle de que han encontrado a Cooper en una prisión federal de Dakota del Sur (donde está el primer doble). Denisse debe darle el visto bueno para ir a por Cooper con los otros dos agentes. En un primer momento Denisse es reticente a que la joven agente les acompañe, pero al final cede ante la insistencia de Gordon de que es una chica muy inteligente y que servirá de mucha ayuda.

En el departamento del Sheriff de Twin Peaks, Lucy sufre un desmayo cuando se da cuenta de que el señor que aparece por la puerta es el sheriff Truman, con el que estaba hablando en esos momentos por teléfono. La pobre Lucy no es muy fan de las nuevas tecnologías. En la comisaría vemos cómo el joven Bobby Briggs ahora es un agente de la ley. Hawk le cuenta todo lo relacionado con el agente Dale Cooper a Truman, cuando Bobby entra en la habitación y ve la foto de Laura Palmer, lo que le hace derrumbarse y preguntarse por qué abre de nuevo ese caso que le trae tantos recuerdos. Hawk le cuenta el asunto del agente Cooper y Bobby revela que él fue la última persona que vio a su padre con vida. El hijo de Lucy y Andy interrumpe la reunión.

El agente Cooper se encuentra en la habitación de su doble cuando aparece una imagen de la habitación de las cortinas rojas en la que el hombre que allí habita le dice que ha sido engañado y que ahora uno de ellos (él o el doble) debe morir. Dale baja a desayunar y entonces se reencuentra con su querido café.

Gordon y sus agentes llegan a la prisión federal para entrevistarse con el que creen que es el agente Cooper. El doble parece conservar los recuerdos de Cooper pues reconoce a Gordon y le dice que hace mucho que no se ven y que lo echaba de menos. El doble le comenta que ha estado trabajando de incógnito y colaborando con Phillip Jeffries (personaje que fue interpretado por David Bowie). Gordon no entiende la reacción de Albert con Cooper en prisión y le pide que le cuente lo que no sepa. Albert confiesa que él autorizó a Phillip para que le diera a Cooper cierta información. Phillip le llamó y le dijo que Cooper necesitaba unos datos con urgencia: la identidad del hombre del FBI en Colombia. Una semana después fue asesinado. Ambos intuyen que algo no va bien y acuerdan ir en busca de una mujer para que hable con Cooper.

Otro capítulo más que me conquista. Éste mucho menos paranoico que los anteriores, pero con mucha más carga humorística que se agradece. Kyle MacLachlan se está luciendo con su reinterpretación del agente Dale Cooper. No puede hacerlo mejor en un papel tan complicado como el de ese hombre desorientado, pero también con sus diferentes dobles. Fantástico.

También nos hemos reencontrado con Bobby Briggs, que está muy cambiado, y con el Sheriff Truman, otro de los grandes personajes. Y Denisse, que está genialmente interpretada por Duchovny. Lucy sigue dando momentos tan divertidos como entonces y Gordon está tan desconcertado como nosotros. Y ese momento café de Cooper… Impagable. Tantos momentos inolvidables de aquella mítica Twin Peaks que vuelven de nuevo y que nos traen sonrisas y recuerdos cómplices que la hacen aún más brillante de lo que era. ¡Ahora quiero volver a verla de nuevo! ¡Gracias por volver! PD: ¿”Ella” será Audrey?

Sobre Laura Pérez 24 artículos
Graduada en periodismo y con nombre a cargo de Twin Peaks, mi pasión por las series empezó con Lost y HIMYM. De ahí me trasladé a Dunder Mifflin donde pasé los mejores momentos, aunque por las noches debo confesar que sacaba mi oscuro pasajero de la mano de Dexter. Y ahora, me hospedo en el Bates Motel en busca de un nuevo destino apasionante.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*