Twin Peaks: The Return’ (V), que nos devuelvan al agente Cooper

twin peaks 5
The following two tabs change content below.
Graduada en periodismo y con nombre a cargo de Twin Peaks, mi pasión por las series empezó con Lost y HIMYM. De ahí me trasladé a Dunder Mifflin donde pasé los mejores momentos, aunque por las noches debo confesar que sacaba mi oscuro pasajero de la mano de Dexter. Y ahora, me hospedo en el Bates Motel en busca de un nuevo destino apasionante.

La sintonía de Twin Peaks me cautiva con cada episodio y logra que me introduzca por completo en el mundo tan excéntrico y atractivo de David Lynch, que nos vuelve a trasladar al casino donde los sicarios siguen persiguiendo al agente Cooper (aunque ellos piensan que es Doug, uno de los dobles). Por otro lado, el doble malo de Dale, que está en la cárcel, recuerda cómo se convirtió en lo que es al unirse a Bob, aquel espíritu malvado que atormentaba a Laura y que logró hacerse con el agente Cooper creando así un doble maligno que guarda similitudes físicas con él.

Mientras que en Twin Peaks las cosas no parecen irle bien al Sheriff Truman, Cooper sigue actuando de forma pasiva ocupando el lugar de Doug, que es presionado por su mujer (Naomi Watts) para pagar las deudas con el dinero que obtuvo en las máquinas del casino. Ella le lleva al trabajo pero él sigue sin reaccionar. Sólo el café le sirve como estímulo para ir hacia donde ese olor le lleve. El amor del agente Cooper por el café parece intacto y eso nos da momentos tan entrañables como divertidos. Cuando por fin llega a la reunión, la situación se pone tensa al acusar de mentiroso a uno de los mejores agentes de la empresa. Su trabajo pende de un hilo, pero Dale no es consciente de lo que pasa a su alrededor. Y esas no son las únicas consecuencias, ya que en el casino uno de los responsables va a pagar los numerosos premios obtenidos por Dale, que ganó más de 400.000$ en un solo día, con un despido y la huida de la ciudad.

El coche de Doug sale volando por una bomba instalada en la parte inferior cuando unos ladrones intentan robar el automóvil, y la llave de la habitación del agente Cooper en el hotel de Twin Peaks viaja de vuelta a su destino. En la cafetería del pueblo vemos como una joven (Amanda Seyfried), que podría ser la hija de Shelly, le pide dinero a ésta ante la atenta mirada de Norma. La chica parece tener problemas con las drogas y el dinero. Una escena nos revela que podría convertirse en la nueva Laura Palmer.

En la comisaría de Twin Peaks siguen investigando el caso del agente Cooper y el doctor utiliza su programa online para vender palas doradas mientras lanza un discurso sobre la horrible alimentación de hoy en día. En el Bang Bang Bar, un chico pasa un gran fajo de billetes a otro y ataca a una chica.

En prisión, el doble malo es llevado a una sala donde se le deja acceder a un teléfono, pero al marcar unos determinados números todo el sistema de vigilancia empieza a fallar. Unos segundos después se restablece, pero nadie sabe lo que acaba de pasar. Sólo una frase del doble permanece: la vaca que salta sobre la luna. Y es que no es allí donde se han dado las consecuencias de esa llamada, sino en Buenos Aires donde una caja negra desaparece hasta reducirse a una bola plateada como la que dejó Doug, el segundo doble de Dale Cooper.

Otro buen capítulo que nos deja posibles nuevas tramas como la de la supuesta hija de Shelly, que tiene todas las papeletas para convertirse en la nueva Laura Palmer. Ese plano en el que ella sonríe sin sentido recuerda mucho a uno que ya vimos de Laura hace 25 años. Además ambas no van por buenos caminos y coquetean con drogas y con compañías no muy recomendables.

Sin embargo, hay que reprocharle un poco a Lynch que el Cooper pasivo aburre ya un poco. Sí, tiene momentos divertidos como el que mantiene con el chico del café, pero también se hace pesado verle así tanto tiempo y sin ver nada que le haga evolucionar o que nos dé esperanza en que pronto volverá a ser el de siempre. En ese aspecto, la trama no avanza mucho aunque en otros sí, ya que sabemos que Bob sigue más presente que nunca y no pretende desaparecer.

Con respecto al Twin Peaks más original, me apetece ver más sobre la historia de los personajes antiguos y no tanto de los nuevos. Mi curiosidad no se sacia sólo con unos segundos de protagonismo de algunos de ellos, quiero más. Quiero saber cómo han cambiado sus vidas, cómo son ahora y ver cuál es la conexión que hay entre todos, aunque para ello creo que todavía queda bastante. Y por favor, quiero que Audrey vuelva. Me encantaba ese personaje y me apenará enormemente que no aparezca en los próximos capítulos.

Sobre Laura Pérez 24 artículos
Graduada en periodismo y con nombre a cargo de Twin Peaks, mi pasión por las series empezó con Lost y HIMYM. De ahí me trasladé a Dunder Mifflin donde pasé los mejores momentos, aunque por las noches debo confesar que sacaba mi oscuro pasajero de la mano de Dexter. Y ahora, me hospedo en el Bates Motel en busca de un nuevo destino apasionante.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*