Recap: ‘Six’ 1×08

review six 1x08
The following two tabs change content below.
Graduada en periodismo y con nombre a cargo de Twin Peaks, mi pasión por las series empezó con Lost y HIMYM. De ahí me trasladé a Dunder Mifflin donde pasé los mejores momentos, aunque por las noches debo confesar que sacaba mi oscuro pasajero de la mano de Dexter. Y ahora, me hospedo en el Bates Motel en busca de un nuevo destino apasionante.

Hemos llegado al final de la temporada con un capítulo que empieza fuerte, ya que nada más comenzar avisa del grado de violencia y del lenguaje grosero que llega a alcanzar. Éste retoma el final del capítulo anterior cuando Muttaqi comprobó que Akmal le había traicionado encerrándole con el Seal. Mientras Rip y el Emir mantienen una agria batalla en el despacho, el resto de soldados se llevan a las niñas y a Michael en un camión.

Un disparo del Emir alerta a sus hombres. Uno de ellos corre para comprobar qué pasa. Rip consigue deshacerse de las manos de Muttaqi y le mata brutalmente. Inmediatamente el hombre de Muttaqi abre la puerta pero al igual que su jefe encuentra la muerte. Akmal logra que paren el camión y grita que el Emir está muerto y que ahora quien manda es Michael. Rip logra escapar y esconderse, pero Michael se empeña en capturarlo, y le pide a Akmal que mate a tantos americanos como pueda.

En tierra y aire preparan las ametralladoras. Los musulmanes lanzan un RPG a los helicópteros, pero éstos logran esquivarlo. El segundo intento fracasa al ser los musulmanes acribillados por las metralletas de los americanos. Los disparos, las granadas y las bombas de humo destacan en un panorama que parecen ir ganando los Navy Seal y que tiene aterrorizadas a las niñas y a su maestra.

Dentro del edificio, Michael descubre que Rip ha conseguido hacerse con un rifle. Los soldados de Michael quieren usar a las niñas como escudo, pero Naomi se niega. Antes de que sean expuestas Rip llega en su ayuda. Éste se esconde con las chicas pero no tardan demasiado en descubrirles. Los Seal están muy cerca, pero Michael y sus hombres están en la misma habitación esperando a que Rip se entregue como acordó. Pero el Navy Seal no se rinde y les lanza una granada para que las niñas puedan escapar mientras él sigue disparando. Una de las armas le alcanza y cae al suelo sin poder sostener el rifle que cae varios pisos. Michael le sujeta porque no quiere que nadie le mate.

Las niñas salen corriendo pero la puerta de la salida está atascada. Esther está tirada en el suelo muerta de miedo. Los Seal ya están allí y Joe se arriesga a salvar a la niña. Una bala le da en la placa y lo tira al suelo. Fishbait acaba con Akmal. Todas las chicas por fin están a salvo con Joe. El resto del equipo va en busca de su compañero.

Michael se queda solo con Rip, pues todos sus hombres han caído. Juntos van hacia una zona donde no hay salida. Michael tira a Rip al suelo y le apunta con su rifle mientras llora sin consuelo. Antes de disparar es alcanzado en la cabeza por uno de los Six. Caulder tiene a Michael a su merced, pero se niega a matarle. Los americanos logran sacar a Rip de allí con vida.

Naomi y las chicas serán llevadas a una base en las afueras de Lagos donde sus familias las estarán esperando. Antes de irse, Naomi le pide a Joe que le agradezca de su parte a Rip todo lo que ha hecho por ella y por sus alumnas. Finalmente llega el momento en el que Joe se encuentra con Rip, que ya está listo para ser llevado a casa.
Unos días después, los chicos vuelven a casa. Joe entra en su hogar en busca de su mujer, que sólo le ha dejado una nota. Jackie espera a Ricky bajo un paraguas con un recibimiento romántico que a los pocos segundos se desinfla al saber que su mujer no quiere dejar el trabajo que la hace sentirse realizada, que tampoco quiere que él deje el equipo y que su suegra no pretende pasar unos días en su casa sino una larga temporada. Caulder lleva a Darma a la playa para surfear juntos como padre e hija.

Dos semanas después, en Virginia, Rip conversa con el capitán que le dice tendrá que responder ante los hechos sucedidos en Afganistán, a lo que el Seal contesta que ya lo saben todo y que sus compañeros no hicieron nada. Éstos le reciben con un gran abrazo y entusiasmados. Joe y Rip se quedan solos y el primero aprovecha para preguntarle al otro si las cosas que decía en el vídeo eran ciertas. Pero Caulder interrumpe la charla. Rip admite que lo que le dijo en Afganistán era cierto y que él fue el que se equivocó al matar al joven desarmado.

Rip va al bar donde se solían reunir los Six. Allí saca el dibujo que le hizo Esther y que todavía conserva. Un hombre se le acerca aplaudiendo lo que hizo en Afganistán, pero eso hace que se levante de la mesa y se marche. En casa de Jackie y Ricky se está organizando la fiesta de bienvenida de Rip, aunque al final éste decide no entrar pues irá a visitar a su padre. Todos festejan mientras Rip aún sigue perturbado por sus fantasmas.

¿Recordáis a la chica que Michael estaba adoctrinando poco a poco? Pues se encuentra en un puente con Rip y le dispara dos veces. Tirado en el suelo y desangrándose, ella le hace una foto. Pero ese no será el último, sino el primero de una lista que alguien le está confeccionando a esa joven de Oregón y que promete ser la trama principal de la segunda temporada que está confirmada, y que deja con ganas de más.

Ha sido un buen fin de temporada por el hecho de que no todo sale siempre bien para los americanos. Al final pagan las consecuencias unos y otros. No hay bando ganador. En la guerra nadie gana. Este último capítulo estaba volviéndose muy descafeinado conforme iban pasando los últimos minutos, pero ese remate le da mucho más prestigio a este final de temporada y a esta serie que habla mucho sobre el bien y el mal. Y precisamente eso es lo mejor de la serie, esa dualidad que se crea con la idea de si lo que hacen está bien o mal, y si sus actos justifican el fin.
Es interesante ver cómo los propios soldados son los que se cuestionan su trabajo, e incluso llegan a pensar que las cosas malas que les pasan son a consecuencia del trabajo que desempeñan. Esta serie hace mucho hincapié en eso y creo que es de agradecer. Los soldados patriotas están ya muy vistos, así que queremos algo nuevo, y en este sentido creo que la serie lo ha logrado.

En este capítulo también hemos visto escenas llenas de acción e intriga que nada tienen que envidiar a las películas bélicas de gran presupuesto. A lo largo de la serie vemos la forma en la que se entrenan y cómo organizan sus tácticas de ataque, cosa que es muy interesante pues demuestra que no sólo es fuerza. La mente es tan o más importante que cualquier arma o puño.

En definitiva, y en líneas generales, no es una serie novedosa con tramas que vayan a aportar algo nuevo en el género bélico, pero si es un tipo de ficción que te gusta, la vas a disfrutar porque cuenta con todos los ingredientes que se le pide a las producciones de guerra. Con el añadido de que no es una serie en la que se alabe el todo por la patria, sino que se cuestiona más de lo que estamos acostumbrados y eso es algo a su favor.

Sobre Laura Pérez 24 artículos
Graduada en periodismo y con nombre a cargo de Twin Peaks, mi pasión por las series empezó con Lost y HIMYM. De ahí me trasladé a Dunder Mifflin donde pasé los mejores momentos, aunque por las noches debo confesar que sacaba mi oscuro pasajero de la mano de Dexter. Y ahora, me hospedo en el Bates Motel en busca de un nuevo destino apasionante.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*