‘Okkupert’ (Occupied), un thriller político que reprocha el fracaso de la Europa fraternal

review Okkupert Occupied temporada 1
The following two tabs change content below.
Opinión, reflexión y debate sobre películas y series de televisión desde el sofá de casa o, en su defecto, desde una butaca de cine.

Según el dicho popular: una vez al año, no hace daño. Y es más, en este caso nos ha sentado estupendamente. En un género copado por las producciones estadounidenses, Okkupert (Occupied) se abre hueco con autoridad. Pues tratándose de una serie nórdica, aborda una distopía en la que Rusia, con el beneplácito de la Unión Europea, invade Noruega para controlar la producción de petróleo y gas. Un thriller político cargado de tensiones y violencia que no deja indiferente. La idea original en la que se basa la serie tiene la firma de Jo Nesbø, una de las plumas más prestigiosas de la literatura actual escandinava. Así pues, el argumento principal es la evolución de dicha ocupación a nivel político y militar y sus repercusiones en la sociedad, medios de comunicación mediante. Además, las vivencias personales de varios personajes nos introducen en la intimidad de los noruegos, mostrándonos sentimientos encontrados sobre los mismos hechos.

En el ojo del huracán tenemos al primer ministro noruego Jesper Berg que, tras haber descubierto un mineral (el torio) capaz de generar energía totalmente limpia, decide cerrar su grifo de combustibles fósiles al mundo. Berg tendrá que lidiar con todas las partes en búsqueda de una solución satisfactoria y que evite la catástrofe que supondría un enfrentamiento directo con el ejército ruso. Unas negociaciones a varias bandas cuya tensión irá en aumento, produciendo giros de guión que desconciertan tanto a protagonistas como a espectadores (al estilo de Homeland). Por otro lado, seguimos a Hans Martin Djupvik, guardaespaldas del primer ministro que pasará a ser una pieza clave en la trama, convirtiéndose incluso en héroe en la sombra. Como en Borgen, en las series nórdicas no puede faltar el vínculo directo de los mandamases con la prensa. En este caso, el periodista Thomas Eriksen, muy crítico con el gobierno ante la invasión encubierta, es el enlace. En Okkupert, aunque en menor medida, también se aborda la conciliación laboral y las afectaciones en las relaciones familiares provocadas por la actualidad.

Si pasamos por alto la poca profundidad de los personajes o que la acción se centre casi por completo en la temporalidad del episodio (cada capítulo corresponde a un mes y no se alarga más de un par de días), y nos detenemos en analizar los acontecimientos en sí, la serie puede engancharte con ansia. ¿O es que acaso la situación que plantea no puede de algún modo aplicarse a la invasión rusa de Crimea en 2014? Los elementos que conectan realidad y ficción están ahí: la alianza entre Rusia y la UE, un Estado miembro* que abandona la Unión (Brexit), la evitación de conflictos armados dentro de las propias fronteras, el silencio mediático… En definitiva, critica el fracaso de Europa como ente fraternal y solidario entre culturas y nacionalidades distintas. Reproche que, en su momento, indigestó en el seno europeo pero, sobre todo, en el país protagonista por la manera en que se defiende la patria y un sistema político democrático.

Como era de esperar, la temporada termina con un cliffhanger por el cual todavía me como las uñas. Por suerte, en otoño de este año está prevista la premier de la segunda temporada. Así que ya tengo preparado el forro polar y el Kalashnikov para cuando llegue el esperado momento.

*Aunque Noruega no forme parte oficialmente como miembro de la Unión Europea (rechazaron su ingreso por referéndum en 1972 y 1994) sí está vinculada mediante el Espacio Económico Europeo (EEE) y de la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC). Además fue uno de los países firmantes fundador de la OTAN.

Sobre Desde el Sofá Cine y TV 6 artículos
Opinión, reflexión y debate sobre películas y series de televisión desde el sofá de casa o, en su defecto, desde una butaca de cine.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*