Muñeca rusa: segunda temporada de una serie de Netflix con loop y sitcom

Una historia que nos rememora aquella película bautizada como “El día de la Marmota” (1993), protagonizada por Bill Murray y Andie MacDowell. Un bucle de un mismo día, que se repite una y otra vez. No obstante, en este caso el personaje central es una mujer llamada Nadia Vulvokov (interpretada por la actriz Natasha Lyonne). Es importante advertir que la primera temporada de “Muñeca Rusa” se estrenó en 2019, siendo esta una secuela. Muchos no esperaban esta segunda temporada, ya que la primera fue conclusiva.

La sinopsis de “Muñeca Rusa” (Russian Doll en inglés) tiene como hilo conductor las peripecias de Nadia Vulvokov. Ella es invitada a una fiesta en Nueva York, en la cual ella muere de manera repentina. Este mismo día se repite de modo constante, cuando ella despierta y entonces quiere averigua qué sucede. ¿Por qué un mismo día se repite sin fin? ¿Por qué a ella le toca revivir y ser la única que recuerda ese loop constante?

Una historia cómica, a diferencia de otras versiones de loop

El personaje de Nadia Vulvokov es especial: ella es fumadora empedernida, mal hablada y con hábitos nada ejemplares. En su cumpleaños 36, ella fallece. Pero luego se repite ese mismo día: la fiesta, la muerte, cada detalle idéntico. Ese bucle letal se repite, haga lo que haga al final siempre muere y al día siguiente retorna la misma jornada.

La actuación de Natasha Lyonne sostiene esta segunda temporada. La mujer es un personaje que termina ganándose el cariño del público. Muere de muchas maneras: la atropella un coche, se cae docenas de veces de escaleras (llega sentir fobia por las escaleras), ascensores que se desploman, etc. Cada muerte “le duele” y ya no quiere más golpes, ni dislocaciones de cuello, ni seguir muriendo para revivir sin sentido.

Es una serie para reírse, cosa que logra bastante bien. La segunda temporada de “Muñeca Rusa” es una mina de carcajadas. Además, los amigos de Nadia Vulvokov son gente rara: desde pervertidos sexuales, fumadores de marihuana, hasta otros que la consideran loca. De tanto morir y renacer, ella empieza a creer que en verdad está demente. ¡Pero mantiene una chispa de cordura!

Una pizca detectivesca en la serie Muñeca Rusa

Netflix se apunta una inesperada ventana de audiencia. La segunda temporada ha gozado de una recepción más que aceptable. Al parecer, la gente quiere reír y mucho. Casi todas las series actuales se mueven por los senderos del drama. En cambio, “Muñeca Rusa” es risa pura y desenfrenada. Tiene sus instantes tristes, sus aquelarres depresivos, sus segundos de silencio reflexivo. Pero el 80% del guion es comedia hilarante.

La actriz Natasha Lyonne también es guionista y productora de esta historia. Su actuación es muy alabada, ya que se considera que “Muñeca Rusa” no es para nada original en su argumento. Ya mencionamos el caso de “El día de la Marmota”, pero hay muchas otras producciones que juegan en el loop. En este caso, el personaje de Nadia Vulvokov añade una sobredosis de humor que a muchos encanta.